jueves, 8 de junio de 2017

Experiencia de aprendizaje-servicio

Hace unos meses tuve la oportunidad de ir a la feria SIMO con varios compañeros de mi cole, y pude conocer a Rafa, compañero de 5 EP. Cosas de la vida, muchos años trabajando juntos pero no nos conocíamos porque el cole es muy grande y los espacios comunes del centro no los frecuento. Yo no voy al bar ni al comedor y salgo poco de mi etapa.
Estuvimos hablando de experiencias que nos gustaría llevar a cabo y empezamos a soñar,...
Pero hay realidades que comienzan con un sueño, y así nos pasó.
 Planteamos la posibilidad de llevar a cabo una experiencia de aprendizaje-servicio piloto entre su clase de 5A y algún grupo de 2 ESO, asumiendo el riesgo que conlleva lo novedoso pero con la ilusión de que podía salirnos bien. La ilusión en los proyectos es la pieza clave, lo tengo cada vez más claro, y si a eso añades compañeros de viaje que sintonizan contigo, se ilusionan y miran en la misma dirección, lo difícil empieza a hacerse fácil.
La idea fue ir paso a paso y si salía bien ya pensar de cara al futuro como abrirlo a más grupos, más cursos e incluso plantear algo parecido a otras asignaturas.
Tuvimos que empezar viendo horarios, y creo que eso fue lo más complicado. Las franjas horarias de las etapas son diferentes y cuesta mucho coincidir, de hecho, de mis tres grupos, solo lo he podido hacer en uno.
Pensamos en el formato talleres y vimos que contenidos compartíamos en ambos cursos.
Cuando les presenté el proyecto a los de 2 ESO vi emoción en sus caras , era lo que necesitaba ver, y eso me animó a seguir adelante. Ya todo vino rodado: reparto de talleres, pensar en cómo iban a explicar los conceptos a los peques (porque aunque había algunos de repaso, otros eran de ampliación), los juegos,  que no tenían que repetir modelos,..
Y he de decir que luego ya salió todo de un modo muy sencillo. Es más, han cubierto con creces mis expectativas iniciales. Uno de los juegos se podría hasta comercializar, son unas cartas con problemas de decimales elaboradas y plastificadas por ellos. Han hecho kahoots, quizizz ambientados con imágenes de dibujos de villanos que se informaron que les gustaban a los niños de quinto, pasatiempos para pintar con colores a medida que encontraban la solución, cartulinas con explicaciones de porcentajes, tableros de juegos con pistas, elaboración de insignias con cartulinas de colores y plastificadas..
Pero lo mejor, ver como se les iluminaba la sonrisa en las sesiones previas de preparación en clase y en las dos siguientes  de puesta en escena. El comportamiento y aprovechamiento de los alumnos de quinto ha sido espectacular, Rafa los hizo compensados por niveles y han aprovechado estupendamente los seis talleres.
Se han evaluado mutuamente peques y mayores mediante rúbricas y formularios, y tanto Rafa como yo lo hemos tenido en cuenta en nuestras evaluaciones de la asignatura.
Destacaría muchas cosas, pero me quedo con para mí la más significativa. Hemos podido ver a un alumno de ACIS en mates, a un futuro repetidor de segundo y a una alumna de dieces dinamizando los talleres, y nadie habría sabido distinguir quién era el de dieces ni el ACIS porque todos han dado lo mejor de sí mismos y lo han hecho fenomenal. No había diferencias. Igual me ha pasado con los alumnos de quinto, no he sabido reconocer al alumno de atención a la diversidad.
Estudiaremos de cara a futuros cursos la posibilidad de abrirlo a más grupos, más cursos y más asignaturas, porque tenemos una gran riqueza en nuestro Centro teniendo ambas etapas que hemos de aprovechar.
También tengo claro que estos recursos no hay que quemarlos, porque no lo harían con el mismo interés, pero si lo mantenemos una vez por curso en varias asignaturas  ya estaremos avanzando mucho.
Nos queda el recuerdo de haber vivido una experiencia muy significativa de aprendizaje con nuestros  alumnos y que nos da luz para seguir abriendo este tipo de caminos en el aprendizaje y desde aquí solo me queda dar las gracias a todos los alumnos implicados en la experiencia, tanto peques como mayores, y, sobre todo, a Rafa, que ha sido mi compañero de baile y con el que ha sido muy fácil coordinar el paso.

Enlazo fotos y vídeos de la experiencia.
http://bit.ly/2rQuBUi

2 comentarios:

  1. Una experiencia muy motivadora y enriquecedora para las dos etapas. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar